TERRITORIOS DE LA INFANCIA
Un niño y un globo. Notas a pie de página.

Sección Territorios de la infancia / por Patricia Redondo
Un niño y un globo. Notas a pie de página
Las hojas en blanco inquietan al que intenta rasgar con su escritura la materialidad de la palabra… En mi mesa de trabajo, se suman las anotaciones que con frecuencia se redactarían como notas al pie de página. Hoy, les propongo una lectura posible sobre algunos tópicos referidos a la infancia en clave de notas de trabajo, en borrador.
Las notas a pie de página, son- nos dicen los manuales de estilo- aclaraciones, anotaciones escritas por el autor, compilador, editor, traductor escritas en el margen inferior, es decir una aclaración para ampliar o completar una idea del texto. Las notas de píe de página se indican en el texto con asterisco (*). En caso de presentarse más de una nota en la misma página cada una se distingue con uno o dos o más asteriscos. Su señalización no es consecutiva a través del documento sino por página.


TERRITORIOS DE LA INFANCIA
Frente al arrasamiento, la ternura

Sección Territorios de la Infancia / por Patricia Redondo
Frente al arrasamiento, la ternura
Las noticias anunciaban el desastre, la novedad de la inundación para una ciudad llana y diseñada hace más de un siglo, sorprendió a miles bajo el agua. Las imágenes se multiplicaban velozmente, el desconcierto, el desamparo se expandió minuto a minuto. Las comunicaciones se cortaron, la oscuridad penetró el último rincón y las solidaridades incipientes comenzaron emerger como lo único que bocetaba una salida, un resguardo frente a la intemperie que se expandía.

TERRITORIOS DE LA INFANCIA
Viejos libros de cuentos infantiles

Sección Territorios de la Infancia / por Patricia Redondo
Viejos libros de cuentos infantiles
La puerta está entreabierta…
Benjamin pasa su mano por el lomo de un viejo libro de su colección de cuentos infantiles que ya ocupan dos estantes completos de su biblioteca. Como coleccionista se admira del tesoro que guardan esos pliegos viejos casi destruidos, desvencijados que otros antes guardaron con obstinación, incluso aquellos que nacieron al mundo con la Ilustración y que hoy al hojearlos reviven. Cada vez que los abre le intriga la relación de la infancia con ese legado de narraciones, donde las brujas maléficas devoran niños o, como en el de Pedrito el Desgreñado le cortan los pulgares para que aprenda a portarse bien. No compartía la intención y mensaje de los adultos que decían con el dedo en alto: “Sé educado, sé ordenado, sé piadoso”, sin embargo, cuando ese lenguaje moralista fue reemplazado, tampoco la adulación de los niños le resultaba gratificante. Y, las imágenes…le atraían por su singularidad, sobre todo las coloreadas a mano de esos libros que Dora le regalaba para su cumpleaños. Los viejos cuentos infantiles le despertaban una pasión, la pasión de “los restos de un mundo de sueño” como él los llamaba, ruinas de un pasado que al coleccionarlas resistían el avasallamiento de lo nuevo.


TERRITORIOS DE LA INFANCIA
Los bordes de la piedad

Sección Territorios de la Infancia / por Patricia Redondo
Los bordes de la piedad
Fin de año se asomaba con una felicidad mercantilizada. Las fiestas presentaban su habitual escenografía de principios de noviembre. Los íconos navideños insinuaban la premura de los brindis y cierres anuales, el festejo se aproximaba y lo realizado o pendiente buscaba un equilibrio imposible de saldar. Entre ofertas y descuentos las acciones dirigidas a mitigar “los daños colaterales” de la desigualdad se multiplicaron y sobre todo se visibilizaron.
Cuando los destellos de las luces de fin de año…aún brillaban, el diario mostraba con languidez las pocas novedades de un nuevo comienzo de año. Una nota periodística se destaca: “Los Reyes Magos visitaron la cárcel donde viven las madres y los hijos”. Me detengo, a página completa, se describe la visita de actores disfrazados que con voluntad solidaria reparten sonrisas entre las presas y sus hijos e hijas menores de cuatro años. Niños y niñas que cumplen con sus madres condenas en una de las unidades carcelarias bonaerenses. Un comentario recogido por el periodista, destaca que “si uno se olvida que está en la cárcel, éste es un jardín como de Colegiales”. Un primer impulso me obliga a recortar la noticia, la similitud entre el adentro carcelario y el afuera urbano me produjo una ligera inquietud…


TERRITORIOS DE LA INFANCIA
Nombrar la infancia

Sección Territorios de la Infancia / por Patricia Redondo
Nombrar la infancia
A diario, la infancia, la niñez son nombradas, citadas, enunciadas. En nombre de los niños, diferentes discursos de un amplio arco de actores políticos y sociales, atesoran este significante como propio. La inquietud que se refleja en estas páginas,  se mueve entre el optimismo sobre las actuales políticas de la niñez en el inicio de una etapa de reparación de profundos desamparos anteriores, y una cuota de escepticismo respecto de una sociedad que de modo “pendulante” la criminaliza y judicializa.


TERRITORIOS DE LA INFANCIA
La Venus de Milo

nuca15

Sección Territorios de la Infancia / por Patricia Redondo
La Venus de Milo
Al doblar a la izquierda se abre una ancha galería, los pisos y techos palaciegos muestran la riqueza de una época en la cual, tan sólo los aposentos de la reina presentan una suntuosidad sin límite. Al fondo, una figura esbelta y blanca convoca las miradas, presurosamente los pasos en diferentes lenguas apuran el ritmo para llegar a tiempo. Ya frente a ella el asombro se escucha y las exclamaciones se multiplican en una sonoridad babélica.

TERRITORIOS DE LA INFANCIA
Paradojas

aranias

Sección Territorios de la Infancia / por Patricia Redondo
PARADOJAS
Todo comienzo de año inicia un nuevo ciclo que abre la posibilidad de que algo diferente acontezca, los deseos y las expectativas renovadas se entremezclan y conforman el paisaje de los últimos días. Un lugar privilegiado ocupan los balances y saldos, tanto los que aparentan ser sólo numéricos y que enmascaran las relaciones de poder económico y político, como los de diferentes gestiones de gobierno, los colectivos, los personales, son parte ya de un ritual de cierre. Y sin apasionarnos en demasía pero tampoco quedando fuera de este clima de balances, en este nuevo y tórrido mes de enero, desearía nombrar una de las deudas que restan con la infancia y que se resolverá sólo si todos somos parte de alguna manera.

TERRITORIOS DE LA INFANCIA
Cortazar y el juego

cortazar

Sección Territorios de la Infancia / por Patricia Redondo
CORTAZAR Y EL JUEGO
Cerró los ojos, el mapa de París ya estaba extendido sobre la mesa cuadrada de madera de su escritorio, en un gesto lento y premeditado, apoyó la yema del índice sobre un punto. Abrió los ojos y sonriente marcó una cruz; allí, se detuvo. Ese domingo llegaría hasta donde esta cruz lo guiase, no sería la cruz del sur pero la seguiría de cualquier modo.

TERRITORIOS DE LA INFANCIA
Benjamin y los niños

hama

Sección Territorios de la Infancia / por Patricia Redondo
BENJAMIN Y LOS NIÑOS
“Lo que Benjamín decía y escribía sonaba como si el pensamiento hiciera suyas las premisas de los libros de fábulas para la infancia y tan literalmente que hasta el cumplimiento de lo real entra en los horizontes del conocimiento.
La resignación estaba radicalmente erradicada de su topografía filosófica.”

Theodor Adorno