CON LA MÚSICA A OTRA PARTE
La bohème

Sección Con la música a otra parte / por Marcelo Zanelli
La bohème
Me acuerdo que en el diario La Razón, el que salía hace muchos, muchos años, durante la segunda mitad del siglo pasado, me gustaba leer en la quinta o en la sexta de La razón una “cosa” que se llamaba “Créase o no”. Se trataba de una extravagante colección de datos insólitos, casi siempre inútiles. Tal vez por eso me gustaba y lo seguía, es probable.
Lunes. Buena noticia: sale la revista. Mala noticia: no entregué nada. Decidí probar un tiro más, total… Resultado. Una chance más; me comprometo a enviar mis líneas el martes a última hora.


CON LA MÚSICA A OTRA PARTE
Es una nube… no hay dudas.

Sección Con la música a otra parte / por Marcelo Zanelli
Es una nube… no hay dudas
“… Más aún, el amor no es más que el deseo furioso
de algo que huye de nosotros”
Hace unos días buscando un archivo en el caos de mi computadora encontré un borrador que no recuerdo haber escrito y por lo visto ahí estaba desde hacía varios años. Algo acerca de cómo prendían ciertas ideas y expresiones y cómo se constituían en la materia prima de un estilo de época.

CON LA MÚSICA A OTRA PARTE
“¡Su “peyo” me mató mi “poio”!”

Sección Con la música a otra parte / por Marcelo Zanelli
“¡Su “peyo” me mató mi “poio”!”
Me dispuse a marcharme de mala gana.
– O, si lo prefiere –añadió-, puede quedarse a pasar la noche y dormir en el estudio.
– No, creo que realmente debo marcharme – respondí y maldije la educación que me había enseñado a no ansiar nunca un segundo plato. ¡Cuánto mejor sería haberse criado en el arroyo! Sólo que cómo me las habría arreglado para llegar hasta allí desde el arroyo.

CON LA MÚSICA A OTRA PARTE
Cuestiones de esponja

Sección Con la música a otra parte / por Marcelo Zanelli
Cuestiones de esponja
Es sabido que los idiomas extranjeros, como la música, se aprenden cuando uno es chico o, en todo caso, a edad temprana  se los asimila más rápido. Existen ciertos lugares comunes para referirse a esa cualidad infantil, quizás el más simpático entre  ellos sea el que  dota a los niños de  una cualidad especial: la de esponjas dispuestas a absorber de inmediato  cualquier conocimiento.  Ese estado “esponja” puede aplicarse también   a ciertos adultos. En este caso  la cualidad refiere a   adquisiciones culturales vinculadas básicamente a la ingesta de bebidas espirituosas. Pero ese es otro tema  que, por ahora, dejaremos de lado.


CON LA MÚSICA A OTRA PARTE
¿Persona que toca el violín…? Violinista

Sección Con la música a otra parte / por Marcelo Zanelli
¿Persona que toca el violín…? Violinista
…ya que al no tener otros recursos, ella estaba reducida a la profundidad… Clarice Lispector
Sábado a la mañana temprano apenas pasadas las nueve., hace frío. Un joven en un aula en penumbras, solo. Sobre el escritorio, un estuche de violín. En un atril, frente a la silla en la que está sentado, una partitura. Le extrajeron una muela ayer, me explica y, en consecuencia, aunque lo intentó, me señala, con aire resignado, no puede tocar porque justo tiene que apoyar el violín ahí. Sí puede, sin embargo, aclara, estudiar su parte. Leer (y escuchar) la partitura. ¿Y el violín…? El violín lo trae porque es violinista:


CON LA MÚSICA A OTRA PARTE
Cosas que pasan (con breve entrevista)

Sección Con la música a otra parte / por Marcelo Zanelli
Cosas que pasan (con breve entrevista)
Primero, un encuentro fortuito con una entrevista en un documental para la televisión y, al poco tiempo, la lectura de un fragmento de una conferencia de Coetzee, me hicieron pensar en eso que llamamos azar y en ciertos encuentros que el azar, inopinadamente, nos procura. De pronto, sin ninguna previsión, sin esas “ganas” que alimentan intenciones y voluntades, llegamos al futuro como si un oleaje manso nos arrastrara hacia nuestro propio deseo para terminar siendo destino.


CON LA MÚSICA A OTRA PARTE
Expreso Pelo Imaginario

nuca17

Sección Con la música a otra parte / por Marcelo Zanelli
Expreso Pelo Imaginario
A fines de la década del sesenta aparecen las primeras revistas dedicadas a dar cuenta de un nuevo fenómeno musical y social que está modificando la forma de habitar el mundo que hasta ahí tenían los jóvenes de la época. Un nuevo estilo de presentarse ante el mundo adulto está teniendo lugar y los jóvenes, en mayor o en menor medida, son conscientes de ello. Veamos un ejemplo de este nuevo fenómeno:


CON LA MÚSICA A OTRA PARTE
No quiero escuchar ni el zumbido de una mosca, sí “el vuelo del moscardón”

LATIA4-03

Sección Con la música a otra parte / por Marcelo Zanelli
No quiero escuchar ni el zumbido de una mosca, sí “el vuelo del moscardón”
Tengo mucho en común con los animales, y viceversa. Solo que allí donde yo añado la vista, ellos añaden el olfato. La audición y la evaluación de la situación espacio-temporal están estrechamente ligadas. La oscuridad me desconcierta. No aspiro el aire ni me pongo a olfatear al recién llegado.  El olfato es secundario.  Sin embargo, la cocina de mi abuela reaparece frente a mí, envuelto en ciertos aromas. Pero no evalúo con el olfato o, al menos, no siempre lo hago.

CON LA MÚSICA A OTRA PARTE
Sentado frente al mar mil besos yo le di

arenaa

Sección Con la música a otra parte / por Marcelo Zanelli
SENTADO FRENTE AL MAR MIL BESOS YO LE DI
En vacaciones, cuando todo nos parece genial, reunirse con amigos que superan los cuarenta tiene sus riesgos. Si a eso le agregamos la presencia de unos hijos que apenas superan los veinte, quedar expuestos a los señalamientos de esos retoños impiadosos no es una excepción que pone a prueba la regla, sino la regla misma.


CON LA MÚSICA A OTRA PARTE
Dolores en el ecléctico…

dolores

Sección Con la música a otra parte / por Marcelo Zanelli
DOLORES EN EL ECLÉCTICO…
Un hecho característico del nuevo milenio es el privilegio que se otorga a la memoria en el desarrollo de la cultura y aún de la política,  ese giro hacia el pasado contrasta con la visión que se tenía a comienzos del siglo XX, cuando la tendencia era privilegiar el futuro. Claro que esa vuelta, ese “retorno”, no camina de espaldas sobre las propias huellas para despistar a los curiosos como si nada (ni nadie) hubiera pasado o peor, volviéramos vencidos a la casita de los viejos, no es un loop que se repite, simplemente.


MÚSICA
Cuando llega el punk o de cómo cualquier cosa es posible

punk

Sección Música / por Marcelo Zanelli
CUANDO LLEGA EL PUNK O DE CÓMO CUALQUIER COSA ES POSIBLE
En el Londres del año 1975 Malcom McLaren fundó un grupo de punk-rock en su tienda de ropa de moda llamada “SEX”, incorporó esa palabra al nombre, fueron los “Sex Pistols”(1). Debutaron en vivo el 6 de noviembre de 1975 y de pronto las calles de Londres se llenaron de nuevos héroes, chicos con hojas de afeitar (verdaderas), alfileres de ganchos, tornillos y anzuelos que colgaban de sus ropas cuando no de sus caras.