CUCHITRIL: COSAS Y LUGARES
Peligrosos, obscenos, ruidosos

Sección Cuchitril: cosas y lugares / por Daniel Brailovsky
Peligrosos, obscenos, ruidosos
Objetos en la escuela hay muchos… didácticos, correctivos, sacros, edificantes, tecnológicos. Hay tantas clasificaciones posibles como objetos, diríamos con Baudrillard (1). Pero la mayoría de estas clasificaciones (que siguen y siguen: mostrativos, evaluativos, escriturales, disciplinares…) se centran en los objetos que en la escuela se usan para enseñar, castigar o alumnizar, que son tres de las cosas que la escuela hace.

CUCHITRIL: COSAS Y LUGARES
Los chicos vienen cada vez más inteligentes

Sección Cuchitril: cosas y lugares / por Daniel Brailovsky
Los chicos vienen cada vez más inteligentes
Lo comentan casi todas las viejas del barrio, y lo repetimos hasta el cansancio (con un vocabulario no mucho más elaborado) los pedagogos, psicólogos, sociólogos, y otros especímenes de este género de pensadores que moldeamos un discurso sobre la infancia actual: los chicos de hoy son distintos. Más bravos, más astutos, más cínicos. Más difíciles de llevar, más propensos a la transgresión, más sutiles. Más independientes, más contestadores (esto último lo dicen exclusivamente las viejas). Pero, por sobre todas las cosas, mas inteligentes.

CUCHITRIL: COSAS Y LUGARES
El timbre de la escuela

Sección Cuchitril: cosas y lugares / por Daniel Brailovsky
El timbre de la escuela
Todos los presos son políticos. Todas las películas son de época (de alguna época). Todos los gobiernos son de facto. Pero los presos, las películas y los gobiernos no son el problema aquí, sino el timbre. Si, el timbre de la escuela. Y para pensarlo, tendré que desglosarlo, partirlo en dos espacialidades y temporalidades. Digamos: todo espacio, al ser habitado, se convierte en lugar. Todo tiempo, al ser transitado, se convierte en instante, en momento significado. Lo mismo le sucede a los objetos cuando son incorporados a un espacio habitado o empleados en tiempos intensos: se vuelven parte de la vida, emergen de su quietud. Se vuelven políticos, epocales o de facto.


CUCHITRIL: COSAS Y LUGARES
Fröebel, muchos regalos y pocos cuadernos

Sección Cuchitril: cosas y lugares / por Daniel Brailovsky
Fröebel, muchos regalos y pocos cuadernos
“El propósito de la educación es animar y dirigir al hombre como consciente, pensando y percibiendo, siendo de una manera tal que él haga una representación pura y perfecta de esa ley interna divina con su propia opción personal; la educación debe demostrarle las maneras y los significados de lograr esa meta”.
F. Fröebel


CUCHITRIL: COSAS Y LUGARES
Firmar Conformes

Sección Cuchitril: cosas y lugares / por Daniel Brailovsky
Firmar Conforme
¿Dónde están los padres? En la puerta de la escuela, esperando para retirar a sus hijos. En el pasillo, frente al aula, esperando a la maestra. Sentados en una silla minúscula, mientras escuchan explicaciones constructivistas, miran afiches amarillos llenos de flechas y dibujos o arrojan una pelota a la madre de otro niño para que se presente con una canción. En la reunión de cooperadora. En la fila para pedir la beca de comedor. En la queja. En la suya. Al pie del cañón. Parecen estar en todas partes, y aún así, ninguno de esos lugares en los que están es del todo estable, ninguno es oficial, ninguno los cobija con convicción. Ninguno está amueblado de objetos escolares. En rigor, no hay un espacio físico en la escuela asociado específicamente al “padre escolar” (padres, madres, tutores, encargados… familiares de los alumnos), aunque los hall de entrada de las escuelas y los pasillos son lugares usuales de encuentro y de intercambio fugaz entre padres y docentes, y el momento del “saludo” e izamiento de la bandera en la apertura de la jornada algunas veces los incluye como a un “público”.

Comments Off on CUCHITRIL: COSAS Y LUGARES
Warriors y juegos de lucha

CUCHITRIL: COSAS Y LUGARES
Warriors y juegos de lucha

Sección Cuchitril: cosas y lugares / por Daniel Brailovsky
Warriors y juegos de lucha
Dice Graciela Scheines que los juegos se parecen a las utopías y a los paraísos. “Juegos, paraísos y utopías”, reconoce, “son mundos cerrados, microcosmos. Los tres pertenecen a la familia de creaciones virtuales, productos de la imaginación y la inventiva, no tienen falla. Son ámbitos a los que se puede entrar y salir (los juegos) de los que se fue arrojado hace mucho tiempo (el paraíso) o al que se quiere llegar (la utopía). Y si la nostalgia y el deseo atormentan a los hombres cuando piensan en paraísos y utopías, el jugador en cambio es quien actualiza el reino y se mete adentro”. (1)

CUCHITRIL: COSAS Y LUGARES
Los kits de objetos, pedacitos de identidad

nuca01

Sección Cuchitril: cosas y lugares / por Daniel Brailovsky
Los kits de objetos, pedacitos de identidad
Comencé mi clase en el curso introductorio a la carrera docente preguntando a una de las aspirantes de la primera fila: “¿vos qué sos?”. “Un ser humano”, dijo. “Mujer”, agregó otra. Y así las demás fueron sumando marcas de su identidad, a partir de las cuales creían ser algo: argentinas, madres, estudiantes, católicas, hinchas de River. Dentro de algunos años, les dije, y con un poco de suerte, sus respuestas a esa pregunta serán menos eclécticas y diversas. En forma concisa, la primera respuesta que les surgirá será: “maestra”. “Soy docente”.

CUCHITRIL: COSAS Y LUGARES
Salir del aula

borrador

Sección Cuchitril: cosas y lugares / por Daniel Brailovsky
Salir del aula
El diccionario es un punto de partida brillante para los textos. Prolijo, correctísimo. Mejor aún si uno va a subvertir en forma más o menos inmediata el significado que propone bajo la forma de una definición, anteponiéndole los sentidos que, naturalmente, ésta omite. Digamos entonces que según el diccionario, cuchitril es: “habitación estrecha y desaseada”, y cosa es: “todo lo que tiene entidad”.