FOREIGNERS
El amor agonístico entre Poros Y Penia.

Sección Foreigners / por Alicia de Alba
El amor agonístico entre Poros Y Penia. Constitución ontológica de lo educativo a partir de Laclau
Por Alicia de Alba
Poros la abundancia excelsitud, la belleza, la completud, la inteligencia, el éxito, la perfección Penia, la pobreza, la carencia, la necesidad, la falta… la falta lacaniana… el deseo… el motor Poros dormitando en la celebración del nacimiento de Afrodita… Penia merodeando, buscando las migajas… se encuentran, se abrazan, se besan, y engendran a Eros… al amor… imperfecto… siempre difícil, soberbio… cobarde y valiente… Amor agonístico, paradójico y aporético… Fautor de seres humanos, poiesis, formación, bildung, educación, cuidado de sí mismo.

La sociedad toda es educadora. Esto es, mi planteamiento incluye a la sociedad misma, a las familias, las comunidades, los grupos, las instituciones, los sistemas educativos… El costado desde el cual lanzo mi mirada es filosófico, social, cultural y político, para arribar a lo educativo. Lo educativo constitutivo de los seres humanos y en una apertura radical a todo lo humano.
El interés por este tema emerge cuando en 1989 o 1990 Adriana Puiggrós me vuelve a presentar a Ernesto Laclau a partir de unas pruebas de galeras de su libro “Nuevas reflexiones sobre la revolución de nuestro…” y me dice algo así “Alicia, aquí vas a encontrar lo que andas buscando”.
Lo cierto es que desde la primera vez que leí “Nuevas reflexiones” me llamó la atención profundamente la afirmación de Laclau:
“… el horizonte imaginario en el que se inscribe una cierta dislocación – y que de ese modo (…) introduce en el conjunto de la situación un principio de inteligibilidad – es exterior a la dislocación como tal y no puede deducirse a partir de esta última” (Laclau; 1990,81) [subrayado mío].
“Cuando Chantal… y yo escribimos Hegemonía y Estrategia Socialista, todavía afirmábamos que el momento de la dislocación (…) estaba dada por el antagonismo. Más tarde empecé a pensar que eso no era suficiente, porque construir una dislocación social –un antagonismo– ya es una respuesta discursiva. (…) Es por esto que en Nuevas reflexiones… insisto en el carácter primario de la dislocación antes que en el antagonismo”. (Laclau; 1997:137)
A partir de la lectura de “Hegemonía y Estrategía Socialista” (Laclau & Mouffe, 1985) y principalmente de “Nuevas Reflexiones…” (1990), elaboré la siguiente tesis:
El pensamiento de Laclau ha mostrado diversas posibilidades categoriales y teóricas en distintos momentos de su sorprendente producción conceptual, entre otros aspectos, en cuanto a la centralidad para pensar la constitución ontológica de los sujetos, de lo político, la política y la sociedad imposible i.e. de la realidad.
Cuando hice mi postdoctorado con Laclau en 1998 llevé este interés teórico y esta tesis. De hecho, es con él con quien más he hablado sobre este asunto.
En mayo 20 de ese 1998 presenté en el Seminario de Essex mi paper “Educative Discourse Analysis. Its Constitutive Possibility from Discourse Political Analysis” (de Alba,1998) Y ahí planteé por primera vez la cuestión que ahora me ocupa.
Transcurrieron los años, los meses y los días y volví en escasas ocasiones a insistir en la relación nosotros y ellos como constitutiva de lo educativo.
En 2006 y 2007 le hice una entrevista a Laclau, hoy publicada en “Subjects in Process” (Peters – de Alba, 2012) en donde, entre otras cuestiones, le pregunté:
¿Necesariamente en la dislocación lo que se construye es un enemigo, o se puede construir, por ejemplo, algo vinculado de una manera muy fuerte con el deseo?
Laclau –… te decía antes, creo que no es necesario que la dislocación se construya en términos antagónicos…
A de A – Bueno esto es muy importante, no sé tú como lo ves, pero a mí me parece que tus planteamientos, si bien desde luego tu objeto es la política, están centrados en lo político (…) aportan elementos para estudiar muchos más ámbitos de la vida social humana.
Laclau – Sí estoy de acuerdo.
A de A – Esto es, que si bien tu trabajas minuciosamente y de manera muy fecunda, una ontología política, (…) a partir de retomar tus planteamientos podría pensarse en otro tipo de ontologías.
Laclau – Sí por supuesto.
La respuesta discursiva a la dislocación como un segundo momento, implica una apertura radical en el pensamiento de Laclau.
Desde el paper del mayo 20 de 1998 (de Alba) me acerco o afirmo lo siguiente en cuanto a esta riqueza de la potencialidad teórica del segundo Laclau, el de “Reflexiones…”
a) La imposibilidad de una constitución ontológica general.
b) La apertura radical a múltiples suturas ontológicas imaginarias y constitución de sujetos.
c) La posibilidad de diversas suturas ontológicas imaginarias (lo político, lo cultural, lo estético, lo económico).
d) El atravesamiento de las distintas suturas ontológicas (lo político en lo cultural, en lo educativo, en lo económico, lo cultural en lo educativo, lo económico, lo político, etc.)
e) La posibilidad de constituciones ontológicas múltiples y complejas i e. lo educativo como respuesta discursiva que implica relación agonística, de deseo-placer, nosotros y ellos /// relación de inscripción en un horizonte ontológico semiótico (HOS) /// relación amigo/enemigo, nosotros o ellos.

Después de “Nuevas reflexiones….” (1990) y de las múltiples referencias de Laclau al antagonismo como una de las respuestas discursivas a la dislocación, es cuando menos un cierto esencialismo en relación al primer antiesencialismo de Laclau el insistir en el antagonismo como relación constitutiva única, a partir de la cual se pueden abordar las múltiples dimensiones de lo cultural, lo educativo, lo económico… i.e. una cosa es la riqueza de la potencialidad del pensamiento de Laclau y otra es intentar abarcar prácticamente todo lo humano y lo social a partir del antagonismo y de la hegemonía – la cual de hecho es comprensible como lógica de la articulación.
Debido a la brevedad de este escrito, cierro mi participación con otra tesis:
La relación ontológica constitutiva de lo educativo es una relación de amor agonístico entre nosotros y ellos. En donde el amor se comprende como el fruto de la unión agonística entre Poros [camino, oportunidad, causa, autor] y Penia [pobreza, necesidad, falta-lacaniana, incompletud].
Dos acotaciones abiertas y para seguir con este asunto
La relación agonística se refiere a un ser-siendo en lucha, deseo, anhelo, placer, plenitud, error, fracaso, pasión, amor, odio.
La relación constitutiva de lo educativo nosotros y ellos, está atravesada de manera inextricable por la relación constitutiva de lo político, nosotros o ellos, así como la relación constitutiva de lo político, nosotros o ellos, está atravesada de manera inextricable por la relación constitutiva de lo educativo.

Fuentes
de Alba, Alicia 2012 “Ernesto Laclau. Interview” in Peters, Michael & Alicia de Alba (editors) Subjects in Process. Diversity, Mobility, and the Politics of Subjectivity in the 21st Century. Paradigm London – Boulder, Colorado 214 p.; pp. 193 -207
de Alba, Alicia 1998 Educative Discourse Analysis. Its constitutive Possibility from Discourse Political Analysis. Paper presented in the Seminar “Ideology Discourse Analysis (IDA)” University of Essex, England. May 20, 1998. 20 pp.
Jaramilllo, Luis y J. Carlos Aguirre. 20011 “El no lugar de los sentidos: por un pensamiento crítico-situado en educación” en Estudios pedagógicos XXXVII N° 1 302-316
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=173519395018 Consulta 12 de octubre de 2012
Laclau, Ernesto 1997 Hegemonía y antagonismo: el imposible fin de lo político (Conferencias de Ernesto Laclau en Chile, 1997) Santiago de Chile, Editorial Cuarto propio, 2001
Laclau, Ernesto 1990 Nuevas reflexiones sobre la revolución de nuestro tiempo. Buenos Aires, Nueva Visión, 1993. 267 pp.
Laclau, Ernesto y Chantal Mouffe 1985 Hegemonía y estrategia socialista. Hacia una radicalización de la democracia. Madrid, Siglo XXI, 1987 221 pp.
Meneses Díaz, Gerardo 2002 Formación y Teoría Pedagógica México, Lucerna-Diógenes. 152 pp.
Platón 1998 “El banquete o del amor” en Diálogos Vol II (1ª reimpresión) (C. Garda Gual, M. Martínez Hernandez, & E. Lledo Iñigo, Trads.) Madrid, Gredos, 1988 pp. 244-264.

Otras fuentes
Sócrates – Diotima (película) http://www.youtube.com/watch?v=fxv0XvHpCHI Consulta 8 de mayo de 2011